Será Ourense

Será Ourense

Ayer se vivió en Pumarín un partido “de móviles”. Porque el Liberbank Oviedo Baloncesto – CB Prat quedó pronto visto para sentencia, siendo los locales muy superiores a un voluntarioso equipo catalán, en el que los “cachorros” de la Penya cumplieron sobradamente (y Daniel Miret estuvo sensacional en rueda de prensa, muy honesto y alabando pese al descenso la campaña de los suyos): Zagars dejó detalles de muchísima calidad, Busquets se mostró como un alero con detalles técnicos muy interesantes y Parra, peleándose de tu a tu con los interiores locales, mostró estar ya físicamente preparado para pelearse en la zonas, rozando los 10 rebotes y con un estilo de juego similar, sobre todo en lo de ser zurdo, a un Alfons Albert pero con mayor rango de tiro.

En el OCB dos apuntes: para empezar, el DRAMA (en mayúsculas) con el puesto de base. Un tuerto ha mirado a los bases esta temporada: Fran Cárdenas baja por larga duración, Llorente en una puesta a punto express para intentar estar disponible en el playoff y ayer, Meana con una lesión en el hombro con muy mala pinta y, apenas un minuto después, caía Ahonen con un esguince del que habrá que ver la evolución. OCB resolvió el partido por la ventaja adquirida, pero rápidamente se notó el gran problema que puede suponer no recuperar a jugadores para el playoff. El otro apunte, el soberbio partido de Spieth, que se confirma como el chico para todo: llegó para cubrir el puesto de 3/4 (rápidamente se vio que lo de 4 le iba grande) pero ahora mismo es un recurso para cualquier posición exterior: ayer hizo lo que pudo subiendo el balón, pero demostró una gran visión de juego, estando además acertado en el tiro y, como siempre, sacrificado en defensa.

Spieth, del Liberbank Oviedo Baloncesto

Pero ayer lo importante estaba en los móviles, con la evolución del resto de partidos que decidirían el rival en playoff: el runrun de un nuevo viaje a Palencia estaba en mente de todos, pero con la evolución de los partidos, los candidatos finales parecían Granada y Ourense, resuelto todo en el último segundo con la victoria de Palma in extremis. Cuarto puesto de Liga Regular y Río Ourense en el horizonte, con los primeros partidos el jueves 9 a las 20 horas y el sábado 11, a las 17 horas.

Un Ourense que será una dura piedra y que ya sabe lo que es ganar en Pumarín esta temporada, tal y como os contamos en su día en lo que fue uno de los mejores partidos de la temporada en la pista ovetense. Claro que también los de Javi Rodriguez fueron capaces de ganar en el Pazo dos Deportes Paco Paz. Se viene una gran serie de playoff.

Fotos: Santi Cañaveras/OCB

No Comments

Post A Comment