Oviedo Baloncesto y las posibles soluciones en el G2

Víctor Pérez, en el OCB-Ourense

Oviedo Baloncesto y las posibles soluciones en el G2

Vuelve la eliminatoria entre Liberbank Oviedo Baloncesto y Río Ourense Termal a Pumarín, con ventaja 0-1 para los gallegos, algo que les da tranquilidad y pone al equipo de Javi Rodríguez ante la obligación de empatar la serie antes de hacer la maleta camino de Ourense. En una serie que se presume larga, los ajustes y variaciones de partido en partido pueden marcar diferencias. Así, hay cosas que poner sobre la mesa de cara a este 2º partido.

  • El factor Arteaga: 4 tiros ejecutó Arteaga en el primer partido. Sin duda, un triunfo para Ourense y una apuesta ganadora de Gonzalo García de Vitoria (en esta página somos muy admiradores de su trabajo, sin duda uno de los mejores de la categoría), que confesó en rueda de prensa que habían trabajado mucho sobre la defensa en ayudas al pívot de OCB y que les salió bien. Encontró OCB soluciones en el 2º tiempo, moviendo con mayor rapidez el balón para encontrar al hombre libre, pero si Ourense es capaz de reducir la aportación ofensiva de Arteaga en la serie a menos de 8 tiros por partido, tendrán mucho camino ganado. Debe Liberbank Oviedo abrir el campo para castigar las ayudas largas, ocupar las esquinas (desaparecido Rosa en el 1er partido)  y amenazar con el tiro exterior. La apuesta Spieth/Douvier/Jakstas y Arteaga juntos en pista no funcionó, ahogando el ataque ovetense y sin controlar el rebote, uno de los miedos de los locales en esta serie.

 

  • Minimizar errores: rebote y pérdidas: Castigó durante todo el partido Ourense el rebote local, consiguiendo muchas capturas que provocaban segundos tiros y faltas personales, muchas de ellas de tiro. Aquí notaron los locales el problema de faltas de Jakstas, el hombre que pone la dureza defensiva y “director” de la defensa cuando está en pista. Tendrá que cuidarse el pívot lituano de cargarse rápidamente, pues su presencia en pista se antoja vital en esta serie.

Pero más preocupante incluso fue el número de pérdidas de balón de OCB, principalmente en el primer tiempo; de los 8 en total, prácticamente todos ellos fueron en el inicio del partido. Cuando los locales lograron controlar estos apartados del juego, llegó la remontada y los mejores minutos de los asturianos. Algo a hacer desde el minuto 1.

  • Puntos débiles, ¡atacar!: Algo que Ourense tuvo muy claro desde el inicio: asfixiar a Arteaga, conceder tiros a Spieth (se desesperaba Pepo Vidal en el banquillo cada vez que un compañero saltaba a la finta), vigilar el lado débil con Geks en pista, cargar el rebote y forzar mucha penetración y buscar la  ventaja en el 3 con Sergio Rodríguez. Tiene que encontrar Oviedo ese filón, esos puntos débiles e incidir en ellos: sin Pepo, presión al base (muy buen trabajo ahí en los minutos de Víctor Pérez), forzar pérdidas de balón y buscar que los ataques acaben en tiros exteriores, bajando el número de tiros libres.

 

  • Momentos finales: Lo hicieron el liga regular y repitieron en el primer partido de la serie: Ourense sabe jugar con inteligencia y cabeza fría los momentos finales. Fueron muchos los puntos anotados en final de posesión durante el partido y momentos decisivos. Reaccionaron a un parcial de 7-0 en el 2º cuarto con un 0-10 para cerrar el parcial y acabaron el partido con un 5-10, que llevó el marcador del 71-70 a 2:42 del final al 76-80 definitivo.

 

  • Pumarín debe ser Pumarín: Sorprendió el ambiente frío del inicio de la serie en Pumarín. Quizás el horario, los nervios de iniciar una serie tan importante como ésta o el no verse metido en el partido hasta el 3er cuarto; todo ello se juntó a los nervios del equipo para que Ourense se pusiese arriba desde el inicio y jugase con tranquilidad y dominando la escena. Tan solo apareció Pumarín en todo su esplendor en el tercer cuarto, cuando el equipo se “enchufó” y con ello, al público que en esos momentos sí apretó como acostumbra. Pero debe ser la grada la que empuje desde el inicio a los suyos, más en una eliminatoria tan igualada y que necesita de la victoria local esta tarde para “seguir viva”.

Foto: Tania Fernández/OCB

No Comments

Post A Comment