De rodillas, ventanas y zonas

Arteaga anotando ante TAU Castello

De rodillas, ventanas y zonas

Nunca es agradable una jornada intersemanal: se ven vacíos en la grada, el público llega más pendiente de los quehaceres diarios que del baloncesto, uno espera que el partido no se alargue en exceso, etc. pero por si todo esto fuera poco (y ojo, que no será la última jornada en que el Liberbank Oviedo Baloncesto juegue entre semana en casa), dos noticias, a cada cual peor, marcaban la previa del OCB-TAU Castelló.

Pumarín se llenaba de pancartas para mandar ánimos a Fran Cárdenas, nuevamente lesionado de ligamentos y una larga, larguísima recuperación por delante. Este vez había sido la rodilla “sana”, justo cuando empezaba a coger ritmo de competición y dejar atrás la anterior lesión. Un palo duro, durísimo ante el que Fran reacciono, por lo menos de puertas hacia afuera, con buena cara y una sonrisa: no solo estaba en el pabellón, cuando quizás lo que mas desea uno en esos momentos es alejarse del baloncesto, sino que recibió una emocionante ovación de todo el pabellón e incluso bailó con sus compañeros en la piña final.

Pero además de la baja de Cárdenas, el Oviedo Baloncesto afrontaba el partido (los partidos, mejor dicho con la doble jornada semanal) sin el finés Nuutinen gracias a la incompetencia de la FEB y su señor padre, la FIBA. A quien tuvo la ocurrencia de poner una jornada doble en semana de “ventanitas FIBA” habría que ponerle a pagar el salario, uno por uno, de los jugadores que tuvieron que abandonar a los equipos que les dan de comer para jugar el invento del demonio con el que la FIBA pretende generar algo más de dinero para sus chanchullos, conchabanzas y componendas. Y menos mal que Ahonen estaba recién salido de una lesión, porque hubiese sido de traca que no fuese solo uno, sino dos los jugadores que las federaciones “roban” al club que paga las nóminas mes a mes. Indignante. Esperemos que más antes que después haya algún club que se plante y se niegue a ceder a sus jugadores. Porque claro, las federaciones se atreven con los pequeños, pero si los de la NBA o Euroliga dicen que no van, pues agachamos la cabeza y buscamos a alguien débil a quien expoliar. Y no sigo porque me caliento más y más…

Ya metiéndonos en el partido, el Liberbank Oviedo dio una exhibición de supervivencia y carácter para, con una rotación de 8 jugadores (a Bouzán ya lo podemos incluir entre los jugadores del primer equipo, por presencia y rendimiento). Hablábamos de inicio de lo que iban a sufrir los de Javi Rodríguez en el interior, con Arteaga como único hombre grande y Jakstas y Rosa como acompañantes para cerrar la zona. Y así se inició el partido, con 5 canastas consecutivas de TAU Castelló en forma de mate o bandeja. Y si esto ocurría con Jakstas y Arteaga en pista, miedo daba pensar cuando llegasen las rotaciones.

Pero he aquí que los locales plantaron una zona 2-3, sin más complicaciones, y al TAU Castelló se le apagaron las luces. Incapaces de llevar el balón a la “zona de peligro” de una zona de estas características como es la bombilla, para desde allí girar la defensa o atacar el aro para obligar a moverse a los hombres de abajo, se dedicaron a mover el balón y buscar posiciones por fuera. Cierto es que lograron encontrar esas posiciones, pero el acierto fue paupérrimo, algo que, comentaba en rueda de prensa Antonio Ten, les viene persiguiendo en las últimas jornadas. Y para el Oviedo Baloncesto, cada tiro exterior, casi independientemente de si entrase o no, era una victoria, pues protegía el espacio donde más vulnerable era: el interior. Llegamos a ver a Llorente defender abajo en uno de los lados de la zona. ¡A Llorente con su 1,84!

No podemos dejar de mencionar a Sergio Llorente, ya renovado por toda la temporada. Esta renovación llega tras la desgracia de Fran Cárdenas, pero se ha ganado la misma en cada minuto en pista. No ha necesitado más de un mes para convertirse en un jugador de referencia y líder en la pista. Esforzado en defensa, se mostró muy resolutivo en ataque, atacando a su par e inspirado en el lanzamiento triple.

Fortalecidos a nivel defensivo, los locales se convirtieron en un vendaval ofensivo, anotando prácticamente en cada viaje a la canasta de TAU Castelló, resolviendo un partido de esos que, a final de temporada, se notan en la clasificación.

Homenaja e Fran Cardenas

 

 

 

Tags:
No Comments

Post A Comment