Miedo a la muerte estilo imperio

Miedo a la muerte estilo imperio

Me viene a la cabeza la canción de los añorados Astrud para resumir el pánico, el miedo, los temores que parecen presentarse al equipo USA ante la posibilidad de una derrota ante un equipo FIBA y quedar así marcados para siempre. Porque solo a través del miedo se puede explicar que un equipo con dos de los más reputados entrenadores del mundo al frente, con jugadores de una solvencia y talento demostrados, se bloqueen ante defensas zonales y mixtas como las que planteó (un 10 a Sarica) Turquía. Se olvidó USA del movimiento del balón y se estrellaban una y otra vez ante la defensa turca, echando de menos espacios que en el basket NBA sí encuentran.

Estos problemas parecían desterrados en los últimos equipos del Team USA, pero esas soluciones tenían nombres y apellidos: Kevin Durant, Kobe Bryant. En momentos calientes, ellos aparecían y solucionaban cualquier atisbo de igualdad. Cómo olvidar la tremenda exhibición de superioridad de Durant en el Mundial 2014.

Pero ay, sin esas megaestrellas, la realidad es otra. Empezando por un juego interior inexistentes, incapaz de amenazar y fabricarse canastas. Un hecho que facilita, y mucho, la defensa. Ni Myles Turner, ni Brook López son no ya primer nivel, sino quizás segundo. Esto lo ha visto mejor que nadie Djordjevic, que pensando en el cruce con ellos, ha cargado a su selección de interiores para buscar la herida abierta en el equipo USA. Eso si llegan a cruzarse…

..porque, quien lo iba a decir, la derrota de Grecia ante Brasil nos dibuja en la segunda fase un apasionante Grecia-USA con la amenaza de la eliminación. Imaginaos el tremendo fracaso que sería para cualquiera de las dos selecciones quedar fuera de las 8 mejores del mundo. Sí, puede que un triple empate con Brasil las clasifique a las dos, no lo sabemos, pero la amenaza está ahí. Y eso es justo lo que no necesitan los americanos, más presión.

A falta de movimiento de balón, fue Kemba Walker el que buscando la jugada individual, el puro 1×1, sacó las castañas del fuego por momentos a los americanos. Porque a su lado, Donovan Mitchell firmaba un 3 de 12, Tatum, un 3 de 11, etc. ¿Y son malos tiradores? Evidentemente, no. Pero si a malas posiciones le unes el miedo a perder, te salen estos números.

No funcionó en reglas generales el talento y ahí sufre en este torneo Estados Unidos, porque no tiene los automatismos FIBA que sí manejan otras selecciones. Y ojo, con esto no decimos que no sean candidatos al título, porque con talento siempre es posible, pero cuando éste no aparece, el plan B es determinante. ¿Lo logrará encontrar Popovich?

 

 

 

 

 

 

No Comments

Post A Comment