La importancia del lado débil

Antetokounmpo, contra las cuerdas

La importancia del lado débil

Y Asa Petrovic lo volvió a hacer. En 2016, al frente de la selección de Croacia, dejó a Antetokounmpo y los suyos sin Juegos Olímpicos con una lección de cómo plantear una defensa, ahogar espacios y desquiciar a una estrella en ciernes. Tres años después, con aquella estrella en ciernes convertido en MVP de la NBA, el resultado fue similar. Con una Brasil crepuscular (imponentes Leandrinho y Varejao), volvió a sacar a relucir todas las carencias de Antento en el basket FIBA. En una pista en que los espacios son más reducidos y sin la regla de 3 segundos defensivos, la defensa brasileña ahogó a Grecia, incapaz de encontrar soluciones a las continuas ayudas y la congestión de la zona que planteó Petrovic.

¿Y porqué el atasco griego? Varios son los motivos

  • Skourtopoulos parece estar muy por debajo del nivel de su roster. Viendo el juego de Grecia, no parece que sepa aprovechar todos los recursos de su plantilla, siendo descorazonador ver, por ejemplo, cómo buscaban desesperadamente a Antetokounmpo en el final del partido ante Brasil con pases frontales, sin ángulo, sin posición, tan solo por hacer llegar de cualquier manera el balón a su estrella. ¿Resultado? Pérdidas de balón, frustración…y derrota.

 

  • El propio Antetokounmpo. El baloncesto NBA es muy distinto al basket FIBA. Comentaba Donovan Mitchell que tras el partido ante Turquía, Ricky le había enviado un mensaje que decía: “Bienvenido al basket FIBA”. No se me ocurre mejor resumen. Históricamente, hay jugadores NBA que han sufrido mucho en competiciones FIBA por su tipo de juego (¿habéis visto, por ejemplo, brillar a LeBron en torneos FIBA?), al igual que estrellas en Europa se convierten en intrascendentes en América, donde hay mil y un casos. Anteto es jugador de campo abierto, de correr y atacar, que sufre más en el 5×5, donde necesita recibir de cara y aprovechar su velocidad y corpulencia para atacar a su defensor e irse hacia el aro. Pero si la defensa contraria colapsa la zona, lanza ayudas larguísimas e impide que reciba en el poste (donde no está acostumbrado, todo sea dicho, a que la bola le llegue de espaldas), su juego se debilita. Y es ahí donde necesita ayuda de sus compañeros y llegamos a la clave de todo.
La defensa de Brasil

̏Սԏ̐SʅԠ/ ʉ́ / ЁÊϓ̉ϠʕЅˋϠ2019 / ‘FɋɁ – ŋˁā (֙ԏÑVɁ: FOR EDITORIAL USE ONLY / FIBA.COM)

 

  • LADO DÉBIL: El baloncesto moderno tiene una de sus grandes claves en el “spacing”. Es decir, ocupar bien la pista, abrir espacios para los compañeros y amenazar al rival desde todos los puntos de la pista. El balón suele ser el centro de atención, pero casi que lo más interesante (e importante) de un ataque se desarrolla al otro lado, en el lado débil. Ocupar esquinas y tener a tiradores dispuestos a recibir y tirar es fundamental, y más cuando tienes a todo un Antetokounmpo centrando la atención de dos o tres defensores. Pero en Grecia nos encontramos a Calathes o Sloukas, jugadores de “lado fuerte”, de producir desde el bote y el 2×2, no acostumbrados a estar alejados de la acción. Y una ausencia total de tiradores fiables: sí, éstos o Papanikolau, incluso Printezis te pueden anotar, pero no son jugadores de esperar a pies parados y amenazar. Y eso facilita mucho la defensa rival. Viendo a Turquía después, un perfil como Mahmutoğlu, jugador limitado pero que cumple ese rol, vendría muy bien a Grecia, que carece de ese tipo de jugador.

Muchos ajustes a hacer y que no sabemos si Skourtopoulos será capaz de descifrar. Y con un duelo ante USA en segunda fase que puede dejar a uno de los dos fuera de los cuartos de final..

No Comments

Post A Comment