Un rocoso Fenerbahce

Fenerbahce toma el Palau

Un rocoso Fenerbahce

9-1 y victorias en Kaunas, Vitoria, El Pireo, Tel Aviv y Barcelona. Con ustedes, el Fenerbahce.

Sin hacer mucho ruido, a la sombra de las imponentes victorias del Real Madrid y CSKA, el equipo de Zeljko Obradovic se ha encaramado al primer puesto de la liga regular, con nada menos que 5 victorias a domicilio. Y todo esto, siendo más equipo que nunca. Con menos talento que en otros años (evidentemente, no han igualado las salidas de Bogdanovic, Nunally, Udoh o Wanamaker) pero más solidarios y, sobre todo, con las ideas más claras al llevar su núcleo duro varios años jugando juntos. Con 5 jugadores por encima de los 10 puntos, sin necesidad de brillar en exceso, pasaron por encima de un FC Barcelona que comprobó lo que le queda por mejorar para ser un “contender” real al ‘título”.

Y es que Obradovic no tardó mucho en “coger el truco” al equipo de Pesic. Hemos hablado ya del juego “antiguo” que despliega el Barça, tanto aquí como en nuestras colaboraciones con Pepe Diario, ya sabéis, un juego ofensivo muy basado en el juego interior y los 2×2 centrales de los bases y en defensa, colapsando la zona y permitiendo tiros lejanos, sobre todo desde las esquinas. Así, no fue complicado para Fenerbahce cerrar a cal y canto su aro, anulando totalmente a Pangos y Heurtel y, en ataque, desarbolar la defensa culé con ideas claras y moviendo el balón con rapidez hasta encontrar el espacio y tiro liberado (60% en tiros de 2, 47% en tiros de 3).

No hizo falta a los turcos ni que Sloukas, tocado físicamente, saltase a pista. Con Muhammed, Guduric, Datome, Kalinic y Vesely como actores principales, más Lauvergne, Melli, Green y un cada vez más importante en la rotación Duverioglu, hizo Fenerbahce bajar de la nube en la que tras las últimas victorias se había instalado el aficionado barcelonista.

Un equipo coral, que ahora mismo es el líder en cuanto a puntos anotados (111.9 por cada 100 posesiones), desterrando la idea de equipo de juego lento y aburrido. Y junto a Efes, el equipo que más saca en cada visita a la defensa rival (1,24 puntos por posesión).

Sin líder, todos líderes

Un dato llamativo sobre este Fenerbahce más coral que nunca es que hasta 62 (sí, habéis leído bien, 62) combinaciones de 5 jugadores tienen un rating positivo y ninguna de ellas, con más de un +10 a favor. Sí que sorprende que el 5 más usado por Zeljko (Sloukas-Guduric-Kalinic-Melli-Vesely), con casi 37 minutos en pista, sí tenga un rating negativo (-9 puntos).

Un equipo construido con paciencia, año tras año, y que pese a ir perdiendo jugadores vitales, ha sabido reconstruirse hacia un equipo “total”: duro, muy duro atrás, llevando siempre el nivel de contacto tan alto como les permita el arbitraje y muy agresivo en ataque, buscando constantemente la ventaja con penetraciones, movimiento de balón y aprovechamiento de los espacios, algo que la cantidad de partidos jugados juntos por muchos de sus jugadores facilita, además de disponer de jugadores muy inteligentes y que entienden perfectamente el juego (delicioso siempre Datome).

Sí, el Fenerbahce parece listo para volver a ser campeón de Europa. Obradovic sonríe satisfecho viendo la progresión de su equipo. Un año más, va a estar ahí.

Rocoso fenerbahce

 

 

No Comments

Post A Comment