Un nuevo viejo CSKA

CSKA, un nuevo equipo Euroliga 19/20

Un nuevo viejo CSKA

Temporada 2018-19, el CSKA levanta el trofeo de campeón de la Euroliga.

Máximo anotadores del equipo:

Cory Higgins: 14.9 puntos
Nando de Colo: 14.7
Will Clyburn: 13.6
Sergio Rodríguez: 10.2

Temporada 2019-20. CSKA es, a 5 de diciembre, 5º con 7 victorias y 4 derrotas y, en la última jornada, pasó como un ciclón por el Palau (sí, sigue abierto..), ganando por un inapelable 67-96. Y sin ninguno de los 4 nombres mencionados en su plantilla, 3 de ellos porque ya no están en el club y uno con una lesión de larga duración. 53 puntos por partido que han “desaparecido”. Y sin embargo, ahí siguen, siendo competitivos.

Fichajes dudosos y viejas glorias

Llegaron procedentes de la NBA Kostas Koufos y Ron Baker, con todo el oropel que, cutres que somos, rodea de los jugadores que vuelven de la NBA, como si siguiésemos en los años 80. Los dos han resultado, hasta el momento, un fiasco. De Baker poco se podía esperar (fichaje imcomprensible) pero está resultando peor: apenas 11 minutos de media y 2 puntos, pasando desapercibido en todos los partidos y siendo desplazado al último lugar de la rotación exterior. Koufos no acaba de coger el ritmo, entre lesiones y otras gaitas, y su papel está siendo más que discreto. Por ahí, poca aportación.

Sí la encontramos en los fichajes “de segunda fila”, si podemos considerar así a Mike James, por ejemplo. Él, Strelnieks (debilidad de esta casa), Hilliard y Voigtmann han dado consistencia al equipo, lejos del brillo de los que se han ido, pero encajando en los esquemas de Itoudis, especialmente un Mike James que se ha convertido en el eje ofensivo y con libertad para saltarse sistemas y jugar en individual. El verso libre en un grupo granítico, que ha convertido la defensa en su “leit motiv”.

Es imposible no hablar de Vorontsevich, Hackett, Bolomboy, especialmente del primero.  Toda la vida en el equipo ruso, el año pasado desapareció de la rotación de Itoudis, desplazado por su mal momento de forma por un lado y la explosión de Clyburn como “falso 4”. Y cuando ya no se esperaba nada de él, vuelve a ganarse la confianza del entrenador y convertirse en un jugador de rotación muy válido (15 minutos de media, 4 puntos, 4 rebotes). Junto a él, Hackett ha evolucionado de su rol de revulsivo a “jefe en pista”, convirtiéndose en el complemento ideal de James: él pone el orden, el tempo correcto y la defensa. Y Bolomboy, último en la rotación interior, suma 6 minutos más en pista de media y se ha revelado como un complemento al eterno Kyle Hines bastante más resolutivo que Kostas Koufos.

El equipo de Itoudis

Itoudis, entrenador del CSKA

Siempre bajo sospecha por sus continuos fracasos en partidos decisivos, su dudosa gestión en los momentos de tensión y más de un verano en el alambre, incluso con el título del año pasado no se hablaba del CSKA como de un equipo “de autor”. Y quizás sea este el primer año en que la mano de Itoudis es el factor más importante en el equipo ruso. Y es que a mayor falta de talento, más brillan los recursos tácticos.

Estirando la rotación, con 11 hombres por encima de los 10 minutos, está siendo el scrificio defensivo la base sobre la que construir este nuevo CSKA. Hackett como guardaespaldas de James, un hombre muy activo sobre el balón y que lee muy bien segundas y terceras ayudas. Vuelve a dar “mucha bola” a ese perfil del 3/4 que tan buen resultados le suele dar: Hilliard, Vorontsevich, Kurbanov se reparten minutos y posiciones, dando mayor flexibilidad a un equipo que suele cerrar el mejor pívot de la última década en Europa: Kyle Hines, un seguro “abrochando” el aro, con Voigtmann  teniendo presencia incluso en el 5 para jugar formatos muy abiertos.

En ataque, ya comentamos que Mike James es la pieza angular y a la que se ha entregado Itoudis. Un verso libre para actuar sobre la pista: correr, jugar 1×1, 2×2… para el orden y los sistemas ya están Hackett y Strelnieks. Mucho volumen de triples (equipo que más lanza, 2º en porcentajes), esquinas siempre ocupadas para abrir defensa y facilitar penetraciones de James. Maximizar los recursos cuando estos nos son tan abundantes como en el pasado. ¿Estamos ante el mejor momento de Itoudis en Moscú?

 

 

Tags:
,
No Comments

Post A Comment