Recorrido por el baloncesto yugoslavo

Recorrido por el baloncesto yugoslavo

Recorrer 1300 kilómetros de Croacia & Bosnia Herzegovina da para mucho: cultura, gastronomía, relax, paisaje…y cómo no, baloncesto. Gracias al buen hacer de algunos clubes en algunos casos y a la, digamos, osadía en otros, uno por uno tuvo la ocasión de visitar, pisar y en algunos casos hasta jugar en sitios grabados en la memoria de los amantes del baloncesto allá por los lejanos años 80..

Zagreb

Dom Sportova

La primera en la frente. Y es que el Dom Sportova fue el mayor “fracaso” de la misión kosarka de estas vacaciones. En parte, porque la agenda solo me permitió acercarme por la tarde al pabellón. Con las puertas cerradas, no pude más que contemplarlo por fuera y ver lo que sería una constante: los pabellones deportivos en la antigua yugoslavia son feos, muy feos por fuera. Aspecto industrial y tiendas, bares, etc de barrio en los bajos, hasta el punto de dudar en muchas ocasiones si realmente estaba ante el pabellón o no. Con la histórica chimenea de fondo, uno pensaba lo que sufrieron allí los Iturriaga, Romay, etc….

Dom Sportova

Drazen Petrovic Arena

Otra cosa fue el Drazen Petrovic Arena, por donde desfilaban los jugadores de la Cibona en plena preparación de la final de la liga croata. Allí sí que pudimos asomarnos a lo alto de la grada y, sobre todo, vivir un momento único. Sorprendido por la presencia de un español preguntando por la Cibona y la historia del baloncesto croata, nos llevó por las entrañas del pabellón, atravesando salas con fotos históricas ante una puerta de madera. Un empujón, dos empujones y una sala oscura. Da la luz y allí aparecen los trofeos de la Cibona Zagreb, con una de las Copas de Europa como reclamo principal (la otra se encuentra en el museo de Drazen Petrovic). Un momento único, inolvidable….

Zadar

La siguiente parada sería Zadar, bonita ciudad adriática con un flamante pabellón, el Kresimir Cosic Arena, que sin embargo no era mi objetivo…

Jazine

Y sí el viejo pabellón Jazine. Hogar del Zadar hasta el año 2008, allí se hizo leyenda Kresimir Cosic, entre muchos otros. Una pequeña puerta de acceso, pasillos, oficinas abiertas…y el sonido de un balón de fondo. Un par de puertas más y de repente, me veo pisando el parquet. El pabellón, diminuto, se mantiene tal y como estaba hace 30/40 años. Uno no podía dejar de imaginarse aquellas pequeñas gradas llenas a rebosar, gritando, con el humo del tabaco….y allí, un chico entrenando. ¿Cómo resistirse a preguntarle y jugarse unos tiros con él? Y alguno que otro entró…

Jazine

Sibenik

Decir Sibenik es decir Drazen Petrovic. Y quiso la casualidad que aparcase el coche justo enfrente de la cancha urbana que lleva su nombre, con una estatua recordando al mito justo enfrente. Al otro lado de la calle, un par de manzanas más arriba, la casa donde se crió. Y allí también, el Baldekin..

Baldekin

La pista donde el joven Drazen realizó sus primeras diabluras, la pista de un pequeño (y precioso) pueblo que llegó a jugar finales de la Copa Korac. También fue cuestión de empujar algunas puertas, colarse por un pasillo y acceder a través del tunel de vestuarios a una pista ocupada por chicas rematando un entrenamiento. Recuerdos de Petrovic y la grada que se mantiene como antiguamente: empinada y naranja..

Split

Conocidada por el Palacio de Diocleciano, comentaba a la empleada del KK Split que para mí era más conocida por la Jugoplastika. Y sí, es que antes de adentarnos en la vieja ciudad, nos acercamos a otro santuario del basket europeo..

Gripe Arena

Igual de feo por fuera que los anteriores, por dentro reflejaba la situación del club actualmente: despachos vacíos y una señora colgando la colada en las primeras filas de la grada. Porque acceder a la pista fue sencillo y allí esperaba un cajón de balones que fue una tentación: fue coger uno y empezar a botar, correr y lanzar a canasta en la pista en que los Kukoc, Radja, Ivanovic, etc asombraron a Europa. Llamativo el calor del recinto, lo que me hacía pensar en cómo sería aquello en pleno partido, con las gradas llenas a rebosar, el humo, la tensión de un partido…las viejas ratoneras yugoslavas en su máximo esplendor..

Tras sudar y meter algunas canastas, visita a la sala de trofeos, donde (mal por su parte) no lucían las 3 Copas de Europa juntas, sino que prácticamente había que rastrear entre cientos de trofeos dónde estaban, dando casi mayor visibilidad a las camisetas de los jugadores de la ciudad que han jugado en la NBA (y dos camisetas que faltan por llegar, me comentaba un empleado allí mimo, Zizic y Rudez si no entendí mal).

Sarajevo

Maravillosa Sarajevo. Una ciudad de esas que se se quedan grabadas en el corazón para siempre. Pero sin rastro de su club de basket, el histórico Bosna (más allá de un pequeño restaurante en el centro de la ciudad vieja). Fue el Bosna el único club que no contestó a mis mensajes, con lo que no entraba en mis planes acercarme al pabellón, pero el destino lo puso a tan solo unos metros de mi alojamiento. .

Mirza Delibasic Arena / Skenderija

Otro edificio feo, hormigón puro, con una gran explanada enfrente. Un paseo, una puerta pequeñita por la que entra gente…¡Adentro!. A mano izquierda. movimiento. Entro y en una pequeña pista se celebra un torneo 3×3 (¡qué manera de enchufar!). Mucho ambiente, gente fumando (lo que se fuma en estos países…). A mano derecha, en la penumbra, la sala principal, aquella que vio proclamarse campeón de Europa a la Ignis Varese, donde el Bosna de Mirza Delibasic edificó su leyenda. Gradas empinadísimas, de madera y un silencio solo roto por un par de operarios que preparan una pista central de 3×3, posiblemente para celebrar la final del torneo que se celebra al lado. La Historia….

Un paseo por la historia del baloncesto yugoslavo, la historia del baloncesto europeo, ese baloncesto que hizo que muchos nos enamorásemos de este deporte, del Kosarka. El cierre de un círculo, el cumplimiento de un sueño..

ps: y claro, el último dia, la visión de una de las pistas más famosas y bonitas del mundo: la que preside el centro histórico de Dubrovnik..

No Comments

Post A Comment