¿Qué pasa a Fenerbahce?

¿Qué pasa a Fenerbahce?

Miras a la clasificación y cuesta creerlo: puesto 14, 1 victoria y 3 derrotas. Y con una visita hoy al Yad Eliyahu (ya pueden ponerle nombres comerciales, que siempre será La Mano de Elías) que amenaza con un 1-4. Algo inimaginable en un equipo de Obradovic, que es el primero que no está ni mucho menos satisfecho con el rendimiento de los suyos. Pero, ¿qué pasa a Fenerbahce?

  • La importancia de llamarse Niccolo Melli: Apenas llamó la atención en su llegada y menos aún en su salida. Sin embargo, la importancia de Melli en el equipo de Obradovic era capital. Jugador inteligente en la pista, en defensa era un corrector fabuloso, siempre atento a la 2º o 3º ayuda y muy valioso a la hora de cerrar el rebote, liberando en parte en esa tarea a Vesely, cuyo objetivo principal es siempre saltar al tapón. En ataque, con sus mil y un recursos, era capaz de anotar abriendo la pista, en 1×1 desde media distancia, etc. Un jugador que, sin brillo, daba sentido al juego de los turcos en los dos lados del campo. Y ahora están notando lo que es jugar sin Melli.
  • Kostas Sloukas: se busca. Llevamos meses sin ver al Sloukas que conocemos. Su papel en el pasado Mundial ya fue mediocre, aunque se podía achacar a la alargada sombra de Antetokounmpo, el hombre que acaparaba todos los focos en Grecia. Tras el fracaso mundialista, volver a su “zona de confort” debería traer de vuelta al mejor Sloukas. Pero no hay ni rastro de él: quizás frustrado por una posible salida del club denegada, quizás acusando el cansancio del Mundial, el caso es que el nivel del base griego está siendo bajísimo, algo capital teniendo en cuenta que es el hombre de total confianza de Obradovic para dirigir al equipo. Sin él a buen nivel, el ataque se vuelve previsible (“De Colo-sistema”) y Fenerbahce sufre para jugar con fluidez. Y teniendo en cuenta que Ali/Dixon ya tiene una edad y que Westermann parece muy lejos de cumplir como 2º base de garantías, necesita Zeljko recuperar la mejor versión de Sloukas si quiere empezar a ver la luz.

  • Fichajes bajo las dudas: Aquí no vamos a meter a De Colo, brutal en su rol de finalizador, hasta el punto de mediatizar en parte al equipo, que se ha echado en sus brazos y parece no tener más soluciones que el “balones a Nando”.  Lleva su tiempo adaptarse a lo que Zeljko quiere a los recién llegados, y Derrick Williams, Westermann y casi que Lauvergne (tras sus problemas con las lesiones el año pasado) lo están notando, rindiendo muy por debajo de lo esperado. Y cuando los huecos a cubrir son los dejados por jugadores como el citado Melli, Udoh o Wanamaker, la sombra del pasado es muuuuy alargada.
  • ¿Y si… este inicio estuviese más o menos planeado por Obradovic? No evidentemente a nivel de resultados, sino de empezar a coger ritmo poco a poco, contando con que hay jugadores nuevos, jugadores que van a acusar un verano sin vacaciones, etc. El año pasado, un arrollador Fenerbahce durante buena parte de la temporada llegó destrozado a la Final Four, sin opciones prácticamente debido a las lesiones y cansancio acumulado. Quizás haya servido de lección y Obradovic lleve el equipo a medio gas intentando retrasar el pico de forma hasta que lleguen playoff y la posible F4. Quién sabe…
No Comments

Post A Comment