Los mejores de la J9 en la Euroliga

Los mejores de la J9 en la Euroliga

Y la jornada 9 nos ha dejado los siguientes destacados…

Alexey Shved, tocó cara

Sabéis de sobra que no es santo de mi devoción Shved y que bajo ningún concepto lo querría en mi equipo, pero es evidente que de talento va sobradísimo, y puede que ese sea su mayor “defecto”. Ante Zenit, tocó el día bueno del ruso. O más que bueno, uno en el que no tira por la borda las opciones de su equipo. Inteligentemente, está Khimki repartiendo responsabilidades finales entre Alexey y McCollum (a él fueron las bolas finales para los tiros libres). Pero a 1:30 y dos abajo, fue un triple “made by Shved” el que desniveló el partido. Una victoria MUY importante para el equipo de Kurtinaitis en su intentó de remontar un calamitoso inicio marcado por el virus y que, injustamente, les pone cuesta arriba todo lo que queda de Euroliga.

Wade Baldwin IV, lo que cambia la vida

Los que recordamos al Baldwin del año pasado en Olympiacos no habríamos dado un duro por su fichaje. Por eso estamos aquí y no dirigiendo un equipo, claro. Trinchieri, ese “mago” de mejorar la producción de sus jugadores, le ha encontrado el rol perfecto en Bayern. Y ante Efes, ante la pareja Micic/Larkin, tuvo una actuación fabulosa. Empezando por lo que no reflejan las estadísticas, y es que su velocidad de manos y desplazamiento puso la vida muy difícil a un Larkin que, lejos de su mejor forma, sigue siendo Larkin. 7 de 28 se marcó la pareja de Efes ante una defensa de Bayern que sabía leer en cada momento los cambios, penetraciones y acciones turcas. En ataque, estuvo excelso en la dirección (11 asistencias) e inteligente en minimizar errores. Sabedor de sus limitaciones en el tiro, buscó en varias ocasiones el 1×1 hasta hundir a su defensor a 5 metros y, ahí sí, levantar una suspensión. Otra sorpresa del más que sorprendente Bayern.

Will Clyburn, el mejor clutcher de la Euroliga

Puede hacer James AKA el enfadao con Itoudis 1000 puntos, que este CSKA es el equipo de Clyburn. Una vez más, sin ser un tirador excelso, con 0/2 en triples, cuando llegó el momento de la verdad, Clyburn cogió, lanzó y anotó. Y no una, sino dos veces.  El primero, a 7 minutos del final, cuando Zalgiris reducía la diferencia al mínimo, apareció con su primer triple: 64-69 y aire para los suyos, que abrirían hueco de 10 puntos. Nuevo arreón de Zalgiris y a 2:09, Jokubaitis pone el 74-76. ¿Quién vuelve a aparecer? Clyburn con otro triple para el 74-79 y colocar una nueva montaña a escalar para los locales. Siempre aparece.

Rokas Giedraitis, un seguro

Va a ser complicado ver al lituano en algún “highlight” (podríamos hablar de esto y la elección de la jugada del partido, ¿eh Euroliga?), pero para su equipo, ni falta que hace. Él siempre va a hacer su trabajo y va a aportar, de una manera u otra, a favor de los suyos. Más  o menos acertado, pero uno de esos jugadores en los que confiar: regular, sobrio…el sueño de un entrenador. Ante un flojísimo Fenerbahce, tuvo su 5º partido de 7 por encima de 10 puntos, además de rebotear, asistir, robar… Fichajazo baskonista.

Kremen Prepelic, ¿por fin?

Y todo lo contrario que de Giedraitis podríamos decir de Prepelic. Irregular a más no poder, incluso dentro del mismo partido, tendente a la dispersión, una decisión arbitral le puede sacar totalmente del partido. ¿Llegará a cambiar esto algún día? No sabemos, pero por el bien de Valencia, el Prepelic de esta jornada debería aparecer más a menudo. Con el juego exterior muy tocado por las lesiones, el esloveno estuvo acertado en el tiro y repartiendo juego (6 asistencias), lo que abre su abanico de amenazas más allá del tiro puro y duro. Veremos a ver si mantiene la línea…

Facu Campazzo, despedida por todo lo alto

Dos partidos dos para que Campazzo despegue hacia la NBA. Y lo va a hacer sin regatear un esfuerzo, sin negociar ni una carrera. Al 100%. Y quizás esa cercanía es la que le hizo jugar ante Maccabi totalmente desatado, sabedor que estos últimos partidos son una especie de fiesta, de despedida. Y los aficionados lo disfrutamos, no solo por su acierto sino por su capacidad de dar espectáculo. Con pases como éste

Con Campazzo al frente, tanto en ataque como defensa (¡qué importante su papel también atrás!), el Madrid notó y mucho la mejoría física de algunos jugadores importantes: Randolph, Rudy, Llull…todos ellos van cogiendo mejor tono y eso se nota en el juego de los blancos. Y cuando atrás se ven resultados, en ataque todo fluye mejor. Sin abusar de los triples (muy bien Llull en un rol más parecido al de la selección, sin acaparar bola y buscando tiros de media distancia) y volviendo a usar casi como primera opción el balón al poste para Deck. Pero todo esto “se acaba” ya. Este Real Madrid ha muerto, la semana que viene tendremos otro Real Madrid. Sin Campazzo. ¡Buen viaje!

Peyton Siva, ganador

Nada que añadir.

Jordan Loyd, y van…

Va a pelear Loyd por el MVP del año, puesto que es inicio y fin de todo el juego de Estrella Roja. Y su nivel de acierto, hasta el momento, es excelso. Tanto como para llevar a la victoria a los serbios en Milan ante un AX Milano que ha perdido ritmo por los parones obligador por el dichoso virus. Carne de equipo aspirante, miedo de que en la próxima ventana de fichajes algún equipo le tiente para cambiar de aires esta misma temporada…

Y el MVP es..

FACU CAMPAZZO

No Comments

Post A Comment