James, De Colo y Laprovittola

James, De Colo y Laprovittola

En Moscú, Mike James parece haber caído de pie. Tras un verano tumultuoso en el equipo moscovita, con la marcha de prácticamente todos sus referentes, tocaba reinventarse. Y si bien es cierto que el calendario ha sido benigno hasta ahora, un 3-0 es un 3-0. E Itoudis parece haber tocado las piezas correctas, formando un bloque muy compacto, equilibrado…y echado a los brazos de Mike James, que parece tener barra libre para liderar el ataque. Así, en un plis plas finiquitó a Khimki (no voy a hablar de Shved, no voy a hablar de Shved…) e irse a 28 puntos en 28 minutos. Y con 19 tiros intentados.

Poco después, en Estambul, Nando de Colo trituraba a Baskonia con 39 puntos y solo 2 tiros más que James. Sus porcentajes en lo que llevamos de temporada dan miedo: 71% en tiros de 2, 44% en tiros de 3 y 92% en tiros libres. Al igual que Itoudis, parece también que Obradovic le ha entregado el timón del barco, y más en este inicio de temporada en el que las bajas están afectando a un equipo que aún no ha encontrado su ritmo ni juego en esta temporada. Así que mientras tanto…balones a Nando.

Entre medias, en Kaunas, Campazzo cometía 2 faltas en apenas 1 minuto. Pablo Laso no tenía más remedio que dar entrada a Laprovittola, en lo que parecía una gran oportunidad: muchos minutos por delante ante un Zalgiris con una pareja de bases muy limitada, la más floja en los últimos años. No, evidentemente no es el rol de Laprovitola el de James o De Colo, pero no deja de ser preocupante su juego. Incapaz de imponer el ritmo al partido, pasó desapercibido durante sus 12 minutos en pista. En un partido que se le había puesto de cara, ya que, recordamos, ante Maccabi no pisó el parqué y el día de Fenerbahce, el ritmo Euroliga directamente le pasó por encima.

Sí, deben ser Campazzo y Llull los referentes exteriores del Real Madrid. ¿Pero es suficiente? En una temporada que, posiblemente, se les va a hacer muy larga con la carga del Mundial entre las piernas, y la duda que planea desde la lesión en el rendimiento de Llull (aquí uno que cree que jamás volveremos a ver al Llull 2017), ¿es suficiente para Pablo Laso? El intento de fichar a De Colo o Micic parece indicar que se buscó un 3er generador de máximo nivel y, al no encontrarse, se acabó fichando a Laprovittola.  Pero en días como el de Kaunas, de un equipo espeso, sin ideas, y con Campazzo limitado por las faltas, parecía faltar una amenaza exterior de primer orden, alguien capaz de generar canastas desde el 1×1 y hacer jugar a los compañeros (Carroll no es ese perfil), siendo Causeur esa solución que buscó Laso (y que ha funcionado en no pocas ocasiones).

Los que dudamos del rol y ajuste del argentino en este Real Madrid seguimos con el asterisco puesto. ¿Lo quitaremos en algún momento de la temporada?

No Comments

Post A Comment