¿Habrá 5º partido entre…

¿Habrá 5º partido entre…

Zalgiris – Fenerbahce?

https://cdnuploads.aa.com.tr/uploads/Contents/2019/04/16/thumbs_b_c_dbbaced67610df0d49945a256c7d4d34.jpg?v=233129

No. Y estuvo cerca Zalgiris de poner un 1-2 en la eliminatoria que haría temblar los ciminetos del proyecto Fenerbahce. Pero en partidos igualados, los de Zeljko matan: un par de rebotes ofensivos tras error, un par de tiros libres que se dejó Zalgiris por el camino y un triple mortal de Mahmotoglou sirvió para poner orden en la serie. Y quizás dar la puntilla a un Zalgiris siempre competitivos, jugando un baloncesto muy inteligente (gran Jasikevicius…¿camino de Moscú?), pero que ahora se ven ante no una montaña, sino el Karakorum. Un Fenerbhace ya sin presión debe cerrar la serie en Kaunas (¡Kaunas sede de final four ya!)

Baskonia – CSKA?

Complicado. Aunque no lo tengo muy claro, cierto es, pero las sensaciones en esta eliminatoria son sintomáticas: me gusta mucho, pero mucho más cómo juega Baskonia, cuando es capaz de jugar bien, mostrándose superior, o más bien, “más equipo” y con Poirier sacando a relucir todas las carencias, y son muchas, del juego interior moscovita. Ahora bien, todo esto, a estas alturas de la película, no vale para ganar partidos. Hay que tener un referente, un jugador que cuando las defensas se imponen, cuando las muñecas tiemblan, asuma la responsabilidad. Y CSKA tuvo el primer día a Sergio Rodríguez, en el 3º a De Colo y siempre, a Cory Higgins listos para asumir tiros y anotar cuando realmente hay que hacerlo. Y de eso, de esa cantidad de talento, adolece Baskonia, que en el 3er partido no encontró a nadie capaz de asumir con tino esa responsabilidad. Y eso pesa mucho en un playoff y partidos igualados.
El Buesa apretará, Baskonia luchará por mantener vivo el sueño de “su” Final Four, pero la serie puede que no vuelva a Moscú.

Barcelona – Efes?

Sí. Así de rotundo, pese a la histórica paliza que fue el 3er partido, que apenas fue “partido” 15 minutos. Perp hay varios factores que me llevan a pensar en ese 5º partido. El primero y fundamental es el orgullo del Barça. Tras una paliza de ese calibre, la historia nos dice que el siguiente partido suele cambiar de arriba a abajo (y en estos playoff 2019 ya hemos tenido algún ejemplo), cuando no es la serie al completo la que cambia (aquel Olympiacos-Siena de 2011, el PAO-Real Madrid la temporada pasada). Saldrá el Barcelona herido y Efes, quizás, relajado con el colchón de un 5º partido en casa. El otro motivo es que es complicado, muy complicado, que Efes mantenga el nivel de acierto del 3er partido. Había dominado el tempo de los partidos el Barça en Estambul, con marcadores a 75 puntos, donde es mucho más competitivo. Apareció en el 3º el “Wild Bunch”, esa troupe de pistoleros que es el juego exterior turco, con Ataman apostando todo al ataque con Beaubois en el 5 inicial, buscando aumentar la producción anotadora aún a costa de dar facilidades defensivas. Con Micic (qué jugador, qué delicia para la vista) triturando al Barça, totalmente dominador y Larkin viendo el aro como una piscina. Un ritmo anotador imposible para los locales.
Volver a bajar las revoluciones del partido, dominar el rebote y no pemitir tiros cómodos desde el exterior para volver a dominar. Las claves que deben llevar al Barcelona de vuelta a Estambul. Si el Wild Bunch no se vuelve a enchufar
No Comments

Post A Comment