Euroliga: vienen curvas

Euroliga: vienen curvas

Semana de jornada doble y con mucho, muchos partidos interesantes y detalles a los que prestar atención

El tour ruso del Real Madrid, con el reto de ganar a CSKA

Leía hace poco que la pista del CSKA es la única que se le resiste a Pablo Laso. No gana el Madrid al CSKA desde los tiempos de Joan Plaza y presenta un récord de 2 victorias y 9 derrotas en tiempos de Euroliga (aunque estos dos equipos tienen una muy muy larga historia detrás). Y no será fácil tampoco en esta ocasión, con un nombre destacando: Rudy Fernández, que será baja en este periplo moscovita. Sin duda, es Don Rodolfo una piaza fundamental en los esquemas de Pablo Laso y está viviendo una segunda (o tercera…) o tercera juventud, añadiendo un extraordinario acierto en el triple a su ya de por sí amplia gama de recursos en pista. Ante un equipo muy potente en los puestos de 3 y 4, veremos a Gaby Deck volver a copar minutos en el puesto de 3, sin descartar que Laso vuelva a juntar a 3 grandes en pista como ha probado recientemente. CSKA ha añadido al roster a Sant-Roos, otro perfil rocoso para un equipo que, esta temporada está destacando por eso: ser un equipo duro, con gente muy física y grande y que se ha puesto en manos del talento ofensivo de Mike James, sobre el que suponemos hará su trabajo Jeffery Taylor. Y si hablamos echarse en manos de un talento ofensivo, qué vamos a decir del Khimki de Alexei Shved, eterna decepción y que está naufragando en la temporada en que se presentaba con más expectativas y mejor plantilla. Pero nada ha cambiado en el equipo de Kurtinaitis (sí, incomprensiblemente sigue Kurtinaitis…): todo pasa por el Shved, con barra libre para salirse de sistemas, jugarse tiros de 9 metros y pasearse por la pista “tirándole todo del pijo”. Un despropósito que hace que Khimki vuelva a estar en la cuerda floja, coqueteando con quedarse fuera de playoff, lo que sería un batacazo tremendo. Dos partidos en casa en los que necesitan 2 victorias que les den algo de aire. Veremos si la baja de Gill da más vuelo a un Jerebko al que se está desaprovechando.

Efes, a meter tierra de por medio

Dos partidos en casa antes de visitar al Real Madrid en otro de esos partidos ya marcados en rojo (apuntad: 24 de enero). Armani MIlan y Villerbaunne en casa parecen poner en bandeja el 2-0 esta semana y esperar a que el Real Madrid encaje alguna derrota en Rusia para llegar con colchón al match del Palacio. Colchón en forma de diferencia de partidos, puesto que en el average parece difícil que el Real Madrid levante el -16 que se trajo de Estambul. Con Moerman de vuelta y aún con Dunston en el dique seco, el poder del equipo de Ataman no deja de crecer, guiados por un increíble Shane Larkin (¡qué manera de ganar el partido en el Palau, qué control de la situación!). El equipo del momneto, el candidato nº1 al título a día de hoy.

El Barça y la amenaza del 0-4

0-4 in a row. Afronta el Barça la semana con esa amenaza sobre su cabeza. La sorprendente derrota en Vitoria vino seguida del bofetón de Efes en el Palau (en un partido que debió ganar el equipo de Pesic, al que volvió a penalizar una mala gestión del final del partido). Así, con esas dos derrotas, se enfrenta esta semana a Maccabi y Fenerbahce, dos de las pistas más calientes de la Euroliga. Cuidado…

Primera parada de la semana será “La mano de Elías” que, este año, vuelve a ser el fortín que tradicionalmente era, dejando, parece, atrás las pésimas últimas temporadas del equipo macabeo. 8-0 en casa en esta Euroliga para los de Sfairopoulos, habiendo derrotado ya a CSKA, Panathinaikos, Fenerbahce… Sabedors de la oportunidad de volver a una Final Four, se han movido en el mercado, bien para susituir temporalmente a Black (Reynolds) o bien para reforzarse en el exterior, con Aaron Jackson. Muy físicos, racheados en ataque (los Wilbekin, Bryant, Dorsey te pueden hacer un roto en un abrir y cerrar de ojos), están sobrellevando bien la baja de Omar Casspi, llamado a ser el referente de este equipo. En su lugar, ha emergido la figura de Avdija, la nueva joya israelí, que va ganando peso en los esquemas de los macabeos.

Si no logra el Barça la victoria en Tel Aviv, le tocará pisar el Ulker Sports con un 0-3 y ante un herido Fenerbahce, necesitado de victorias sí o sí y más en su propio feudo. Aún lejos de su mejor nivel, dos victorias consecutivas le han acercado a los puestos de playoff. Con Nunnally y Malcolm Thomas incorporados a la rotación, los resultados han aparecido antes que el juego, pero sigue siendo el equipo de De Colo, Sloukas, Williams…y Obradovic. Semana dura para los de Pesic se presenta.

Fenerbahce, ahora o nunca

Y es que los de Obradovic están ante una semana que debe reengancharles a la pelea por los playoffs…o poner otro clavo en su ataud. Dos partidos en casa deben de saldarse con dos victorias, pues es la distancia que les separa del 8º puesto al inicio de esta semana. Un calendario favorable (a estos dos partidos siguen Milan en casa y Alba y Zenit fuera) les hace soñar con cerrar el mes de enero con 4 victorias consecutivas y poder empezar a amenazar con una presencia en el playoff que sería muy incómoda para los cabeza de serie. Mejorando poco a poco en el rebote, uno de los talones de Aquiles del equipo en lo que va de temporada, deben recuperar la confianza perdida y que les ha hecho jugar muy presionados los últimos cuartos (derrotas increíbles en casa ante Zalgiris y Valencia). Sigue Zeljko sin encontrar la química entre Sloukas y De Colo y arrastrando los problemas físicos de sus interiores (lo de Vesely y Lauvergne…punto y aparte). Una semana para coger aire.

Maccabi, el momento de presentar credenciales

Y volvió Maccabi. 12-6, con el equipo jugando a lo que quiere Sfairopoulos, desde lejos parece que muy buen ambiente en el equipo, un público que vuelve a sentir el equipo como suyo (ahí juegan un papel importante Avdija y Zoosman). El viejo señor Mizrahi vuelve a sonreir.

En esta buena situación encaran la semana doble con dos partidos en casa, ante dos rivales de la parte alta pero que, en su pista, pueden ser accesibles. Y ponerse 14-6, a doce jornadas del final, ya son números de equipo candidato a Final Four, algo que no son hace años. Ha recuperado Sfairopoulos el equilibrio perdido en estas últimas temporadas, si bien sigue teniendo esos exteriores clásicos de Maccabi anárquicos, individualistas, etc. pero ahora bajo cierto control, especialmente Scottie Wilbekin. Aunque para poner orden está siendo fundamental Nate Wolters, confirmando todo lo bueno mostrado en Zalgiris el año pasado.

Es llamativo como están capeando las dos bajas de sus interiores titulares, Casspi y Black, con refuerzos con Reynolds o el gran rendimiento de tipos como Othello Hunter o un Quincy Acy que se ha traído toda su intensidad (y mamporros) a este lado del charco. Rotación equilibrada, aportación de muchos jugadores y competitividad del minuto 1 al 40. Cosas que no veíamos en Maccabi desde hace años. Una semana para aspirar todo.

Estrella Roja, vía libre para soñar

Del 5-9 al 9-9, puesto de playoff y una semana con Zalgiris y ALBA Berlin en Belgrado. ¿Alguien hubiese apostado un solo euro a ver a Estrella Roja 11-9? Pues es posible que ocurra. Parece ir todo de cara para los de Dragan Sakota, que ven como hasta el recién llegado Punter les gana un partido en la última acción del mimo. De estrellado en Olympiacos a estrella en Belgrado, donde comparte backcourt con uno de los nombres de la temporada: Lorenzo Brown. 14 puntos, 4’5 asistencias (y solo 1 pérdida de media), dominio del juego, acierto en el clutch y, sobre todo, esa sensación de hacerlo todo tan bonito. La estética al servicio del resultado. También está aportando Stimac para añadir dureza bajo los aros, completando así el puzzle de un equipo que se ha reinventado sobre la marcha. Empujados por su afición, un 11-9 les puede hacer encarar con optimismo la fase final de la Euroliga (8 partidos en casa por delante). Su presencia en playoff sería un gran éxito para ellos y un espaldarazo para su continuidad en la Euroliga, con Partizan apretando tanto en la pista (líder de la Liga Adriática) como en los despachos (aspirante a una de las 3 wild cards del año que viene).

No Comments

Post A Comment