Cuatro 1-0 bien distintos

El duelo Taylor-calathes

Cuatro 1-0 bien distintos

Las cuatro series han empezado con victorias locales, pero muy distintas todas entre sí: Fenerbahce por aplastamiento, en una serie que amenaza con ser corta, CSKA tiró de talento individual, mientras que el Real Madrid sobrevivió a ese talento individual, cuando la aparición de Calathes hizo temblar al Palacio. En Estambul, Efes fue, quien lo iba a decir, más consistente que el Barça en una serie que “apesta” a 5 partidos.

CSKA – Baskonia: apareció el Chacho

El primer 1-0 de las series de playoff Euroliga estuvo en el aire más allá del descanso. Y es que hasta entonces Baskonia se estaba mostrando “más equipo” que el CSKA, que sobrevivía, una vez más, a base de individualidades. El marcador no reflejaba el buen juego de los de Perasovic, que parecían merecer más que un equipo de Itoudis que sigue sin convencernos, con muchos momentos de no jugar absolutamente nada.

Entonces, Sergio Rodríguez, tras dos meses “de vacaciones”, decidió recordar a aquel jugador que es capaz de dominar partidos en el Viejo Continente. Un parcial visto y no visto, con un acierto demoledor desde el exterior, y el partido que se nos escurrió entre los dedos de la mano.

Como viene apuntando todo el año, un CSKA que vive a golpe de talento, con la suerte que tiene varios jugadores de esos capaces de ganar un partido por sí solos. Pese a ello, esperanza para el Baskonia que, hasta esa aparición estelar, se mostró capaz de competir de tu a tu con el equipo ruso, especialmente mejorando en el juego interior, donde, pese a las limitaciones de CSKA, no pudo competir.

Fenerbahce – Zalgiris: visto y no visto

No tuvimos partido en Estambul. Fenerbahce salió con la motivación necesaria en un primer partido de playoff: a finiquitar cuanto antes. Y eso hizo. Defensivamente, todo un clinic que borró a un equipo como Zalgiris al que no es nada sencillo anular. Físicamente imponente, destacar un Nikola Kalinic que va camino de convertirse en el mejor 3 de Europa. A este nivel, nos quedamos sin serie en tres partidos. Los de Obradovic dan miedo.

Efes – Barcelona: ¡qué bonito es ver a Micic!

Da igual los colores que tengas: ver jugar a Vasilje Micic es un espectáculo, una delicia, capaz de aunar genialidad, espectacularidad y, lo más importante, efectividad.

No pude ver más que un resumen del partido (los viajes de Semana Santa, amigos), pero llamativa la consistencia de Efes, quizás el punto en el que veíamos cierta ventaja al Barça de Pesic. Además, Dunston dominó la pintura, lo que puede ser un factor determinante en una serie que tiene toda la pinta de ser larga, larga.

Más partidos que disfrutar de Micic

Real Madrid – Panathinaikos: Sobrevivir sin “go-to guy”

Sí, lo que se echa de menos a Sergio Llull. O a Niko Mirotic, o a Luka Doncic. En definitiva, los “go-to guy” de los últimos años. Así, cuando Calathes apareció en el partido (tras muchos minutos muy gris, muy bien defendido por Taylor y Campazzo), el Real Madrid no tenía referente que ofrecer. Y en estos niveles, eso se nota. Ahí fue cuando PAO amenazó realmente con asaltar el Palacio, un 0-1 que pondría la serie muy complicada para los de Laso. Pero la defensa y las apariciones de Rudy y Campazzo salvaron el partido para los de casa.

En estos niveles, contar con ese jugador al que entregar la bola y que te saque del atolladero es fundamental, y ahí es donde más puede notar el Madrid la ausencia de Llull, por mucho que la buena aportación ayer de toda la línea exterior sirviese para salvar el partido. Por otro lado, es en el juego interior donde deberían los blancos imponerse para dominar la serie, pero no fue así: 38-39 en el rebote y tan solo 18 puntos de sus interiores, con 4 canastas entre Randolph, Thompkins, Ayón y Reyes.

 

 

No Comments

Post A Comment