Alerta roja en Valencia

Alerta roja en Valencia

Llegan las noticias sobre la reunión que el “board” de la Euroliga ha tenido en el día de hoy y no son especialmente buenas para Valencia Basket, pues ponen la participación del club taronja muy cuesta arriba en las próximas temporadas.

Euroliga ha anunciado que, debido al gran interés por el mercado francés y alemán, se pretende consolidar las plazas de ASVEL y Bayern (actualmente “wild cards”), además de garantizar la plaza de ALBA Berlín durante dos temporadas más. Contando a los 3 equipos, más los 11 equipos que forman parte de Euroleague Commercial Assets (una empresa, recordemos, de la que estos 11 clubes son en parte dueños), tendríamos 14 equipos para los próximos años con plaza garantizada.

Las opciones de Valencia Basket

Sin ser parte de los equipos propietarios de EB, las opciones de Valencia se reducen considerablemente para las próximas ediciones, pues además de las 14 plazas ya mencionadas, 2 son propiedad de los equipos Eurocup, es decir, el campeón y subcampeón. Estaríamos ya en 16 plazas y, evidentemente, Valencia no puede ser este año campeón de la Eurocup, por lo que tendríamos 2 plazas libres para la temporada 21/22.

Ya desde el año pasado, Virtus Bolonia suena para una de esas “wild cards” y muy posiblemente a la Euroliga le interese, y mucho, ampliar  2 los equipos italianos en la competición. Pero no se acaban ahí los problemas para Valencia o, por poner otro ejemplo, Khimki, porque nadie se puede imaginar que la Liga Adriática se quede sin plaza en la Euroliga, y más cuando este verano Partizan era otro de los equipos que se rumoreaba podría conseguir una invitación. Así, con Virtus y el campeón adriático, tendríamos 18 equipos.

La pelea Valencia / Khimki

Parece la única opción posible a día de hoy de cara a la próxima temporada; esperar que la Virtus consiga su plaza vía Eurocup (o aplazar un año su entrada en la competición). Con una plaza “wild card” disponible, recuperamos la teoría que habla de que si un equipo invitado alcanza plaza de playoff, garantiza su presencia en la próxima temporada. Y esa puede ser la gran pelea entre valencianos y rusos esta temporada (y menuda ventaja le ha dado el virus a los taronja..).

El futuro de ambos clubes puede depender de ese duelo y alcanzar esa hipotética “wild card” para la 21/22. Solo así podrían mantener la inversión realizada y, como en el caso de Valencia, el nuevo pabellón, la organización de una Final Four, etc.

Todo puede cambiar a medio plazo, con la casi ya obligada necesidad de ampliar el número de equipos a 20. Pero hasta entonces, Valencia contendrá la respiración.

Para completar información, David Sardinero, director de Gigantes, nos comenta vía twitter: “Valencia mantiene la condición de que si es top8 este año tiene plaza y no entraría el finalista de la Eurocup, ya independientemente del Khimki o cualquier otro. Al menos eso le valdría para la 21/22.”.

No Comments

Post A Comment